Con las matemáticas también se puede jugar, y si no que les pregunten a nuestros alumnos de primero de ESO, que gracias a la colaboración de sus compañeros de tercero, pudieron pasar un buen rato jugando con las matemáticas.