Hace ya algunos meses que nuestros profesores de Primaria se embarcaban en un proyecto apasionante para enseñar a los alumnos de primera mano el mundo hortícola y el proceso de crecimiento de los frutos y las plantas. Se trataba de poner en práctica lo que los libros sólo enseñan con la teoría, de aprender con la práctica y la realidad misma.

En este tiempo los niños han podido realizar todo el proceso de la labor agrícola, desde la preparación del terreno para la siembra hasta la recolección de los frutos. Entre los frutos plantados podemos destacar los calabacines, berenjenas, pimientos, tomates, apio, sandías, melones y calabazas.

Como evaluación del proyecto podemos decir que los niños han disfrutado, se han involucrado y han conseguido aprender con la práctica lo que con la teoría posiblemente hubieran olvidado al poco tiempo. Es por eso, que al año que viene el proyecto volverá de nuevo a implantarse en nuestro Colegio y trataremos de seguir mejorándolo. Os dejamos un reportaje fotográfico del proceso.